Los errores más comunes al momento de digitalizar una empresa exportadora

Big Data: una herramienta para impulsar las exportaciones de tu empresa
Big Data: una herramienta para impulsar las exportaciones de tu empresa
12 enero, 2019
¿Qué es una sociedad cooperativa y por qué es una gran alternativa empresarial?
¿Qué es una sociedad cooperativa y por qué es una gran alternativa empresarial?
19 enero, 2019
Los errores más comunes al momento de digitalizar una empresa exportadora

Teniendo en cuenta el papel que desempeña la tecnología y la globalización en el comercio moderno, reinventarse es buena idea. Incorporar las tecnologías de información y comunicación a su operación de exportación puede revitalizar su potencial empresarial. Los retos, que el nuevo  contexto socioeconómico del siglo 21 plantea, entablan grandes riesgos pero también grandes recompensas. Digitalizar una empresa exportadora puede ser lo que hace falta para impulsar su crecimiento.

Sin un objetivo concreto o una serie de metas, la iniciativa puede fracasar. La transformación del negocio debe ir siempre de la mano con el plan de negocios. De esta forma se logra la optimización y máximo aprovechamiento de los recursos disponibles.  Sin embargo, no es inusual que, durante este proceso de transformación a través de la tecnología, se cometan numerosos desaciertos. Es por ello que se debe desarrollar una estrategia global que abarque todos los aspectos de este proceso.

Digitalizar una empresa exportadora no es un proceso infalible

Actualizar un negocio con las nuevas realidades tecnológicas y comunicacionales no garantiza su éxito inmediato ni repunte comercial. A la hora de digitalizar el negocio y lograr una internacionalización más expansiva, se debe prestar atención a estos errores:

  1. No adaptarse al cambio y no evolucionar

En los entornos competitivos del mundo moderno cualquier sector está en constante cambio. De aquí se desprende la importancia de estar al día con las nuevas tendencias y novedades tecnológicas. Se debe incorporar progresivamente en el negocio todo aquello que permita  incrementar su productividad y competitividad de cara al mercado.

  1. Duplicar las tareas

Digitalizar una empresa también requiere un cambio de mentalidad. En teoría, utilizar la tecnología para impulsar el negocio tiene como propósito agilizar las tareas y mejorar el alcance. Es por ello que no tiene sentido seguir realizando los procesos de la manera en que se hacían antes porque esto solo doblaría la carga de trabajo.

  1. Intentar abarcar demasiado con la tecnología

Tampoco es buena idea intentar utilizar las soluciones tecnológicas para todo desde el primer momento. Lo anterior puede resultar en baja productividad y es un error que implica altos costos. El proceso de transformación es progresivo.

  1. Enfocarse en el mercado y no en el cliente

En el contexto de la digitalización, además de observar el mercado y la competencia, es importante estudiar al cliente. A través de las valoraciones y apreciaciones de los clientes, se puede obtener información interesante para el desarrollo del negocio. Muchas veces la empresa se centra en el mercado y olvida que en el mundo digital, el cliente es protagonista a través de las redes. El enfoque debe ser en el cliente no en el mercado.

  1. No tomar en consideración tecnologías de cloud computing

Utilizar cloud computing en conjunto con un sistema instalado en la red local de la empresa es muy ventajoso. Las soluciones Cloud facilitan ahorro en costos de mantenimiento, actualización e instalación de hardware (servidor). También puede implementarse sin infraestructuras físicas, es decir, ofrece acceso desde cualquier lugar, en cualquier momento. El sistema puede ser actualizado automáticamente para el usuario y protegido con medidas de seguridad para salvaguardar los datos. Por último, permite un rápido retorno de la inversión  porque ya no es necesario preocuparse del software y el hardware constantemente.

  1. Usar las redes sociales sólo como herramienta publicitaria

Es cierto que las redes sociales son una poderosa herramienta como medio publicitario, pero tienen muchos otros usos. Las redes sociales no deben ser únicamente medios publicitarios, sino también plataformas para atender al cliente y brindarle contenido.

  1. Ausencia de una estrategia digital del producto o contenido

El internet y las redes sociales son ejes claves de las estrategias online de cualquier negocio. Sin embargo, un error habitual es crear espacios o perfiles en las redes y el internet y no mantenerlos al día. La imagen de la empresa está ligada a la interacción entre el cliente y las redes donde tenga presencia. Decidir  en qué redes sociales o de qué manera se presentará el negocio en función de su exportación es fundamental.

  1. No contar con la ayuda y asesoría experta

Finalmente el error más común y contraproducente es la falta de orientación y guía. Una de las situaciones habituales es que la empresa no conozca cuáles son las soluciones más apropiadas para su negocio. Es por ello que contar con la ayuda de expertos en el análisis de la exportación puede hacer la diferencia. Un buen asesoramiento sobre el funcionamiento comercial y del negocio permitirá la puesta en marcha de las mejores soluciones.

Busque la asesoría que necesita para transformar su negocio

En Tasty Food and Wine podemos brindar la ayuda y asesoría que requiere un negocio de exportación en cualquier ámbito sea tradicional o no. En mercados como el estadounidense las nuevas tecnologías son más preponderantes que nunca. Nosotros también apostamos por la modernidad y la expansión online para impulsar las exportaciones. Para mayor información y orientación ofrecemos nuestro servicio, contáctenos.

Fuentes: www.camara.es, www.mydatascope.com

Comments are closed.