¿Qué es y cómo se inicia un procedimiento arbitral ante la Corte Española de Arbitraje?

Claves para triunfar en la exportación de vino a los Estados Unidos
Claves para triunfar en la exportación de vino a los Estados Unidos
5 abril, 2019
Estados Unidos: Mercado estratégico para la Comunidad Valenciana
Estados Unidos: Mercado estratégico para la Comunidad Valenciana
13 abril, 2019
¿Qué es y cómo se inicia un procedimiento arbitral ante la Corte Española de Arbitraje?

Cuando surge una controversia sobre un contrato formalizado o firmado con otras entidades comerciales muchas empresas se preguntan qué hacer. La Corte Española de Arbitraje proporciona una solución rápida, eficaz y especializada en estos casos para disputas de este tipo. Hablamos de un procedimiento arbitral.

¿En qué consiste un procedimiento arbitral?

Es un procedimiento que busca someter una controversia, por acuerdo de las partes,  a un árbitro neutral que dicta una decisión vinculante. En otras palabras, las partes acuerdan que un tercero resuelva definitivamente sus diferencias de interpretación de acuerdos o contratos. Durante la escogencia del arbitraje, se puede optar tanto por un proceso privado de solución o los tribunales.

Las partes en conflicto pueden someterse a un procedimiento arbitral solo si previamente se incluyó una cláusula o convenio arbitral. Aquí surge la diferencia principal con lo que ocurre en la jurisdicción ordinaria donde interviene la administración de justicia. Mediante esta cláusula compromisoria las empresas en conflicto deciden someten someter a arbitraje todas las controversias posibles o actuales. Esto aplica para controversias concernientes a una determinada relación jurídica, contractual o no contractual.

Inicio del procedimiento arbitral ante la Corte

El procedimiento arbitral se inicia a través de una solicitud formal de arbitraje dirigida a la Corte Española de Arbitraje. Esta solicitud puede realizada bien por correo electrónico dirigido a arbitraje@camara.es, bien presencialmente mediante escrito presentado en el registro de su sede en Madrid, calle Ribera del Loira, número 12.

Para ser efectiva, es importante señalar que la solicitud debe contener lo siguiente:

  • Identidad completa, denominación, social, dirección, teléfono y cualquier otro dato relevante del demandante y demandado.
  • El nombre completo, dirección, teléfono, correo electrónico y cualquier otro dato relevante de los representantes de la parte demandante, que permita la identificación, contacto
  • Una breve descripción de la controversia, de su cuantía y de las pretensiones que se formulan.
  • El acto, contrato o negocio jurídico del que derive la controversia.
  • El convenio arbitral que se invoca si aplica.
  • La propuesta sobre el número de árbitros, el idioma y el lugar del arbitraje

Desarrollo posterior al inicio del procedimiento arbitral y duración

Quien inicie un procedimiento arbitral deberá abonar los derechos de apertura, registro y estudio del expediente arbitral. Todo ello de conformidad a la cantidad fijada en el anexo económico del Reglamento de la Corte.

Una vez formalizada la solicitud, las partes podrán acordar el número y la identidad de los árbitros. Si no hay consenso, la Corte procederá, con carácter general, al nombramiento de un solo árbitro. Una vez conformados y confirmados los árbitros se redactará y firmará el Acta de Misión, donde se establece las pretensiones y el calendario procesal del procedimiento arbitral. Con la resolución que dicte el árbitro, la cual es de cumplimiento obligado para las partes, finaliza el procedimiento arbitral.

En cuanto a la duración del arbitraje, este dependerá mayormente del tipo de procedimiento. Existen los procedimientos abreviados, donde la resolución habrá de dictarse en un plazo de tres meses siguientes al inicio del procedimiento. Por otro lado, los procedimientos ordinarios establecen dictámenes dentro de los cinco meses siguientes a la presentación del caso particular.

¿Cómo puede ayudar un arbitraje a su empresa?

Gracias a nuestra larga trayectoria y nuestros años de experiencia en las exportaciones y el comercio exterior, en Tasty Food and Wine sabemos que a veces surgen desacuerdos y conflictos empresariales hasta en las mejores relaciones de negocios. Por eso recomendamos considerar el  procedimiento arbitral como solución rápida a esos conflictos. En un marco de alta confidencialidad, las partes involucradas serán tratadas con igualdad y tendrán la oportunidad de hacer valer sus derechos. Cuando la situación empresarial es conflictiva o incierta, necesita asesoría comercial y la intervención de árbitros especializados. No lo piense demasiado, opte por un procedimiento arbitral si  su empresa o sus exportaciones son objeto de una controversia; el arbitraje siempre favorece soluciones beneficiosas y negociadas.

Fuentes: www.wipo.int, www.camara.es

Comments are closed.